«De cómo mirás al mundo,… dependen tus afectos!!!»

 

John Gray nació en Houston, Texas, en 1951. Es un autor estadounidense que trata sobre las relaciones y el crecimiento personal, más conocido por su libro de 1992 «Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus», y otros libros de «psicología pop» que ofrecen asesoramiento.

No tiene formación profesional específica, ni en psicología, ni en sexología, ni en ninguna otra rama del conocimiento humano. No lo traigo entonces, por su aporte profesional al Coaching ni mucho menos a la Psicología. Sólo quiero mostrarles aquí lo fundamental, que juega este autor, en torno a las relaciones interpersonales: la percepción del otro, y cómo ésta construye o «derriba» literalmente, los vínculos humanos.

En suma: de cómo me vea y vea al otro, depende el futuro de posibilidades que pueda tener con él, y depende, fundamentalmente,lo que yo pueda sentir por él, o por ella. Y ésto es algo que John Gray recrea muy bien … delante enconces, pasen y compartamos algunas reflexiones particulares sobre los vínculos de pareja …

«… COMO PUEDE UNO INADVERTIDAMENTE HACER QUE SU PAREJA SE ALEJE:

Sin el conocimiento de lo que resulta importante para el sexo opuesto, hombres y mujeres no se dan cuenta de hasta que punto pueden llegar a lastimar a su pareja.

Podemos ver que tanto los hombres como las mujeres se comunican inadvertidamente en formas que no solo son contraproducentes sino que pueden significar un cambio de rumbo.

Hombres y mujeres hieren mutuamente sus sentimientos cuando no entienden el tipo fundamental de amor que necesitan. Las mujeres no se dan cuenta en general de las formas de comunicación que no sirven de apoyo y que son perjudiciales para el ego masculino. Una mujer puede intentar mostrarse sensible frente a los sentimientos de un hombre, pero debido a que sus necesidades de amor primarias son diferentes alas de ella, no logra anticipar instintivamente las necesidades del hombre.

A través de la comprensión de las necesidades primarias de amor de un hombre, una mujer puede tener mayor conciencia y sensibilidad respecto de las fuentes de descontento masculino. La siguiente es una lista de errores comunes de comunicación que cometen las mujeres con respecto a las necesidades fundamentales de amor del hombre:

Errores de las mujeres:

Por que el no se siente amado:

  1.  Ella trata de mejorar el comportamiento de él o de ayudarlo, ofreciéndole consejos no solicitados.
  2.  No se siente amado porque ella ya no confía en él.
  3.  Trata de cambiar o controlar el comportamiento de su pareja compartiendo sus sentimientos negativos (Es bueno compartir sentimientos pero no cuando se intenta manipular o castigar).
  4.  No se siente amado por ella no lo acepta tal como es.
  5.  No reconoce lo que él hace por ella pero se queja de lo que no ha hecho.
  6.  Siente que ella lo da todo por sentado y no se siente amado porque ella no aprecia lo que él hace.
  7.  Corrige su comportamiento y le dice que hacer como si él fuera un niño.
  8.  No se siente amado porque no se siente admirado.
  9.  Expresa sus sentimientos de perturbación directamente con preguntas retóricas: “¿Cómo pudiste hacer eso?”
  10.  No se siente amado porque piensa que le ha retirado su aprobación. Ya no se siente como el buen muchacho.
  11.  Cuando él toma decisiones o iniciativas, ella lo corrige o lo critica.
  12.  No se siente amado porque ella no lo alienta a hacer cosas por sí solo.

Así como las mujeres cometen errores con facilidad cuando no entienden lo que los hombres necesitan fundamentalmente, los hombres también cometen errores.

Los hombres en general no reconocen las formas de comunicarse que muestran una falta de respeto y de apoyo hacia las mujeres.

Un hombre puede incluso saber que ella se siente desdichada con él, pero salvo que entienda por que ella no se siente amada y que es lo que ella necesita, no podrá cambiar su enfoque.

Mediante la comprensión de las necesidades primarias de la mujer, un hombre puede mostrase más sensible y respetuoso de las necesidades de su mujer.

La siguiente es una lista de errores de comunicación cometidos por los hombres con respecto a las necesidades emocionales primarias de la mujer.

Los errores cometidos por los hombres:

Por que ella no se siente amada:

  1.  Él no escucha, se distrae con facilidad, no hace preguntas que muestren interés o preocupación.
  2. Ella no se siente amada porque él no muestra atención o interés.
  3. Toma los sentimientos de la mujer en forma literal y la corrige. Piensa que ella esta pidiendo soluciones, de manera que ofrece consejos.
  4. No se siente amada porque él no la entiende.
  5.  Escucha pero luego se enoja y le echa la culpa por perturbarlo o deprimirlo.
  6.  No se siente amada porque él no respeta sus sentimientos.
  7.  Minimiza la importancia de los sentimientos o necesidades de su pareja. Considera que los niños o el trabajo son más importantes.
  8.  No se siente amada porque él no se dedica a ella y no la reverencia como algo especial.
  9.  Cuando ella esta perturbada, él explica porque él tiene la razón y por que ella no debería sentirse perturbada.
  10.  No se siente amada porque el no reafirma sus sentimientos, sino que, por el contrario, la hace sentir equivocada y sin apoyo.
  11.  Después de escuchar no dice nada o simplemente se aleja.
  12.  Ella se siente insegura porque no obtiene la tranquilidad que necesita.

CUANDO EL AMOR FRACASA:

El amor a menudo fracasa porque la gente instintivamente da lo que quiere. Por el hecho de que las necesidades primarias de amor de una mujer son recibir atención, comprensión y demás, ella le da automáticamente a su pareja masculina mucho cuidado y comprensión. Para un hombre, ese tipo de cuidado equivale a menudo a sentir que ella no confía en él. Recibir confianza, y no interés, constituye una necesidad fundamental del hombre. Por lo tanto, cuando él no responde en forma positiva a la demostración de interés de su pareja, esta no puede entender porque él no aprecia su apoyo. Él, por supuesto, ofrece su propio tipo de amor, que no es el que ella necesita. De manera que quedan atrapados en un círculo vicioso al no poder satisfacer las necesidades del otro.

Beth se lamentaba diciendo: “No puedo seguir dando sin recibir. Arthur no aprecia lo que le doy. Lo amo, pero él no me ama”.

Arthur se lamentaba diciendo: “Nada de lo que hago es suficientemente bueno. Probé todo pero ella sigue sin amarme. Yo la amo, pero simplemente no funciona”.

Beth y Arthur estuvieron casados durante ocho años. Ambos creían que tenían que rendirse porque no se sentían amados. Irónicamente, los dos afirmaban dar más de lo que recibían. Beth creía que estaba dando más, mientras que Arthur pensaba que estaba dando lo máximo. En verdad, ambos daban, pero ningunos de los dos recibía lo que necesitaba. Se amaban, pero por no entender las necesidades fundamentales de su pareja, al amor no funcionaba bien. Beth daba lo que necesitaba recibir, mientras que Arthur daba lo que él quería. Gradualmente se sintieron agotados. Mucha gente se rinde cuando las relaciones se tornan demasiado difíciles.

Las relaciones se facilitan cuando entendemos cuales son las necesidades fundamentales de nuestra pareja. Sin dar más sino dando lo que se requiere, no nos agotamos. Esta comprensión de los doce tipos diferentes de amor explica finalmente por que fracasan nuestros sinceros intentos de amor. Para satisfacer a su pareja, uno necesita aprender la manera de dar el amor que él o ella fundamentalmente necesita.»

Deja una respuesta