Olvidé mi contraseñaRegistrarse |

Proyectar la propia vida

Publicado el 2014-04-03 en Coaching Personal

El motivo por el cuál las personas no establecen objetivos de vida, básicamente es el TEMOR: se teme al fracaso, a no llegar a cumplir con las propias expectativas (y las de los otros!!!!), cuando en realidad es mucho más peligroso quedarse en el "no hacer".

Desde el Coaching decimos que el SER se define en el HACER: si yo he sido siempre una persona individualista, proclive a trabajar sola y así resolver todas las cuestiones prácticas de mi vida, y de pronto comienzo a compartir con los demás, mi trabajo, algunos aspectos de mi vida, me reúno habitualmente con gente con la que puedo alternar opiniones y acciones, estoy siendo otra persona distinta a la de mi pasado: estoy siendo PARTICIPATIVA, aunque todos me conozcan como INDIVIDUALISTA. No hay SERES que se cristalicen en etiquetas pasadas!

Lo mismo ocurre con los proyectos de vida: ponerlos en práctica significa SER una persona en movimiento, con expectativas, entusiasta ante los resultados por venir, y en buena parte, feliz, independientemente del logro final, porque sólo el avisorar lo que vendrá le genera un estado de ánimo muy positivo.

En cambio, no hacer, implica SER una persona impotente, pasiva, seguramente con una buena carga de frustración, conseguida en el andar de este modo, y con la nostalgia de lo que pudo ser/hacer y no fue ni hizo. Dos factores importantes confunden a la gente que no proyecta: uno es no distinguir entre actividad y cumplimiento. Es decir, creer que porque se está cumpliendo meramente con algo (por ej., el trabajo diario, o lo que es típicamente femenino, las tareas domésticas), justamente se está cumpliendo con proyectos de vida. Nada más erróneo!!! Los proyectos de vida genuinos, que nos satisfacen en nuestros ideales, son aquellos que requieren de nuestra parte, una verdadera actividad específica, elegida por nosotros y deliberadamente programada y pautada. Se trate de educar a nuestros hijos, de fundar una empresa, o de bajar 20 kilos de peso: debemos generar proyectos!!! Los proyectos sirven para las personas, las familias, las organizaciones, las naciones.

Otro factor que confunde es el tiempo: la gente que no planifica su vida, se queja de que le falta tiempo para sentarse a pensar en esas cosas. Pero créame: los seres humanos más exitosos, en el mundo, no tienen ni un minuto más de tiempo, en el día, del que disponen los menos exitosos. La diferencia está, -tal como lo hemos dicho en muchos cursos sobre Administración efectiva del Tiempo)-, en cómo se enfocan en lo importante. Esto ahorra muchísimo tiempo.

He aquí los siete pasos estudiados en la Universidad de Yale para proyectar metas de todo tipo: 1) Identificar objetivos: adónde quiero/queremos llegar? 2) Enlistar beneficios: tenga en cuenta, por ej., que si Ud. quiere adelgazar 20 kgs, como dijimos más arriba, no lo logrará si sólo tiene en cuenta los esfuerzos que deberá hacer para ello: dieta, ejercicios físicos, etc. Ponga también el foco en los beneficios que obtendrá al final. Todo logro en la vida, implica dejar otras cosas de lado. Ponga ambos aspectos en la balanza!!! 3) Identificar los obstáculos: enfrentar un problema no le garantiza su solución, pero si Ud. no lo hace, el problema siempre quedará intacto. 4) Identificar la información requerida: qué necesita saber para asegurarse de que su Plan es viable? 5) Identificar las personas intervinientes: si realiza un proyecto de alguna envergadura e importancia, necesitará hacerlo con otros: defina quiénes serán, y cómo podrán acompañarlo en el camino. 6) Diseñar un Plan de Acción equilibrado: en cantidad de tareas a desarrollar, en etapas, que armonice los distintos dominios y exigencias de su vida. No haga planes desmesurados, que excedan sus posibilidades personales para cumplirlos! 7) Establecer fechas para el logro de sus metas: para ser ganador/a en todos los aspectos de su vida: personalmente, en casa, en sus finanzas, en su profesión.

En esta misma Universidad, se hizo una investigación con estudiantes del último año de distintas carreras. Sólo el 3% de ellos habían hecho este Plan de siete pasos para sus vidas.

Al cabo de varios años, se los volvió a encuestar, en dos aspectos relevantes: su profesión y sus finanzas: ese 3% que había planificado su vida, había logrado más en estos dos aspectos, que el otro 97% junto. De ese 97%, más del 80% estaba trabajando en otra actividad que nada tenía que ver con la profesión que había estudiado. Asombroso? PROYECTE SU VIDA, Y TODOS SUS SENTIDOS CAMBIARÁN!!!!!!!!!!!!!!!