Olvidé mi contraseñaRegistrarse |

Coaching empresarial... para la abundancia o para la escasez??

Publicado el 2015-04-25 en Coaching Organizacional

 

Habitualmente cuando se decide en una empresa u organización tomar un Coach, se lo hace para ciertos principios o finalidades:

-para desarrollar líderes comprometidos con una visión común,

-para formar o estimular equipos de trabajo que respondan a las necesidades del negocio,

-para acompañar proyectos, cambios, alinear estrategias … son éstas necesidades comunes, pero no las únicas posibles, en contextos vertiginosos o al menos cambiantes por naturaleza ….

Se considera también, comúnmente, que el beneficio está centrado primero en las personas, en la calidad de sus relaciones … y que esto de alguna manera, casi sin lógica o con un poco de magia, impactará en algún momento en los procesos de la empresa, en su rentabilidad, en sus costos … en fin, en su eficacia como negocio en sí…

Observo desde mi experiencia que, habitualmente también, y por este motivo particularísimo, los procesos de Coaching, -tanto individual como de equipos- y programas de desarrollo basados en el Coaching, se contratan en las organizaciones cuando todo … o casi todo!!  va bien: “… tenemos tiempo, presupuesto para hacerlo… y por supuesto no tenemos problemas urgentes que tengamos que resolver antes …”. Esta es la frase que coaches y consultores tenemos que oír (expresada de esta u otras formas alternativas), como para saber que seremos contratados …. Si algo de esto no está presente, el programa o proceso se deja para más adelante, “para mejor oportunidad”. Es decir, en un modo casi sobresimplificado: cuando los números no cierran, no hay Coaching posible. Por lo cuál, muchas menos son las veces que nos llaman porque algo funciona mal … al menos si ya está en una etapa de crisis o conflicto declarado.

 Es aquí donde me pregunto, cuántos de nuestros clientes no saben, en este sentido, dos cosas fundamentales:

 

 

En síntesis, si se puede pensar el Coaching como una serie de estrategias que se pueden combinar a la hora de dar respuesta no sólo a inquietudes que provengan del área de Recursos Humanos, sino de las distintas áreas de la compañía, y fundamentalmente, de sus CEOS o directores, estaremos en camino de adoptarlo mucho más como un aliado estratégico para GENERAR CONTEXTOS DE ABUNDANCIA, que como una herramienta de lujo impensada en contextos de escasez.

 

Y en fin, partir desde la PERCEPCIÓN de la ESCASEZ, siempre nos confronta con el peligro de quedarnos con la ESCASEZ misma, como definición de nuestra realidad … invito entonces, a desafiarla y generar RELACIONES que nos rodeen de ABUNDANCIA … en todo sentido!!!